Fernando de la Jara

(Del 28 de Abril al 5 de Junio, 2015)

JPEG - 496.5 KB
SIESTA
Óleo sobre tela. 2015. 190 x 140 cm
SIESTA SEDA NOCHE DE VERANO GRANADA HEIMAT DOS DE LA MAÑANA CHOCOLATE LA MONTAÑA JUGADORA DE CARTAS EL BESO

Fernando de la Jara, Lima 1948, es uno de los maestros peruanos destacados en la escena internacional de las artes visuales. Desde hace 30 años radica en Alemania y hace más de un lustro mantiene un taller en Arequipa. A la edad de 17 años le fue encargado por los Jesuitas, pintar un gran mural para el altar de la iglesia de Santa María de Comas. Más tarde, a los 20 año, el artista viajó estudió pintura flamenca y veneciana e hizo, por un tiempo, copias en museos y monasterios de Europa.

Desde 1969 decidió mudarse a los Andes peruanos. En este auto-exilio, convivió con los nativos, porque, como él explica, conservaban una dimensión poética en sus vidas. Pintó allí durante años, trabajando de forma independiente de galerías.

A principios de los años 80, De la Jara se trasladó a Nueva York, donde pintó durante varios años. En 1987, fue invitado por Katholische Universität Eichstätt en Alemania para participar en un proyecto de investigación sobre la emblemática barroca en América Latina. Se trasladó a Pappenheim, cerca de Munich, en Baviera, en donde vivió y trabajó. Actualmente tiene su taller en el Ries, Baviera. Sus obras se encuentran en numerosas colecciones en Europa, Norteamérica, Latinoamérica y Oriente Medio. Entre sus obras, Der Wunsch une das Gedächtnis (El deseo y la memoria), es una escultura monumental de granito (56 toneladas, 6,5 m de alto x 12 m de ancho), que fue encargada por la Sociedad Max-Planck de Alemania, después de ganar un concurso a nivel internacional en ese país, entre otras grandes obras.

La muestra "Celebración" está conformada por alrededor de 14 obras trabajadas al óleo sobre tela de diversos tamaño, en la que destacan obras que siguen más una corriente clásica y un evocativo juego de sensaciones y colores evocativos y simbólicos, es un pintor de situaciones y experiencias. Cada una de sus telas es un amplio campo para la insinuación y la introspección, es la celebración del arte, de la pintura, en cada unos de sus recodos e instantes. Pintar es siempre una celebración, un oficiar el misterio y captar si no capturar, su escurridizo numen afirma el artista.

La exposición de pinturas CELEBRACIÓN de Fernando de la Jara podrá ser visitada hasta el 4 de Junio de lunes a sábado de 11:00 am a 8:00 pm – ENTRADA LIBRE