Claudio Gallina

(Del 8 de Junio al 2 de Julio, 2011)

JPEG - 497.4 KB
CONECTADOS
Mixta sobre tela, 136 x 195.5 cm., 2011
CONECTADOS ECLIPSE LA FORMACIÓN SOÑANDO CON LOS OJOS CERRADOS LA PROYECCIÓN DEL DESEO

La Galería ENLACE ARTE CONTEMPORÁNEO (Av. Pardo y Aliaga 676 – San Isidro), anuncia la presentación de la exposición individual de pinturas recientes del reconocido artista argentino Claudio Gallina titulada “La proyección del deseo”, la misma que se inaugurará el miércoles 08 de Junio próximo y contará con la presencia del artista.

Nació en Buenos Aires, Argentina (1964). Egresó de la Escuela de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y cursó estudios de escenografía con el profesor Lerchundi, escenógrafo y vestuarista del Teatro Colón; concurrió al taller de Osvaldo Attila, Cristina Santander y Armando Sapia, entre otros. Realizó escenografías para televisión y teatro. Su obra se ha expuesto en Argentina, Colombia, Chile, Estados Unidos, México, Panamá, Perú, Puerto Rico y Venezuela.

En esta exhibición podremos apreciar una serie de alrededor de catorce obras trabajadas al óleo sobre tela (en mediano y gran formato); acuarelas y obras en técnica mixta sobre papel. En esta serie, el hilo conductor es el dibujo, el cual podría dividirse o diferenciarse en tres grados o instancias: 1) el garabato, como expresión o dibujo primario; 2) la arquitectura como forma o dibujo racional y 3) la pizarra como instancia conceptual del dibujo. El garabato se relaciona directamente con la infancia, con el juego, y, es utilizado como configuración continente para desarrollar este aspecto de interés en la obra. El dibujo arquitectónico permite al artista aventurar con elementos que son parte de su formación profesional, esa simbiosis entre arquitectura y escenografía. Finalmente la pizarra que actúa como pantalla para el dibujo y la expresión conceptual y como centro de proyección de los deseos y expectativas, dudas, cuestionamientos e incertidumbres. A medida que el trabajo y la creación discurre, Claudio Gallina se interroga en el acto mismo de pintar, trocando las superficies de las telas en cuestionamientos y argumentos, desarrollando sinceros ensayos sobre el deseo, los deseos velados que surgen a la luz, proyectados sobre y por medio de las pizarras, los garabatos y las arquitecturas. El deseo como motor del proyecto y antecesor de la realidad.

De su obra han comentado:

“(…) los cuadros de Claudio Gallina se sirven de la memoria como método del conocimiento, y de la insinuación y la metáfora como lenguaje creativo. Gallina es el niño de nuestra conciencia nunca dispuesto a olvidar. Incluso aquellas emociones y recuerdos que como adultos reprimimos, están presentes en sus cuadros, pero en lugar de recurrir a la violencia y a la provocación tan comunes en el arte contemporáneo, ha utilizado el teatro y el lenguaje dramático como medio de expiación (…) Gallina nos hace tomar conciencia de nosotros mismos, y obliga a nuestro adulto a enfrentar sus miedos, a poner en primer plano sus tentaciones, su insubordinación, a reconocer los mil hilos que jalan nuestro deseo sexual (…) Y ante el conflicto, los deseos reprimidos y los caminos que nunca se encuentran, Gallina no propone una ruta fácil ni idílica, no es ingenuo ni mojigato, pero propone sí al arte como una puerta, propone no olvidar, sino dar un paso y luego un salto, jugar. Es así como nuestras historias, nuestro drama personal, se ve retratado con humor e ironía en los cuadros de este particular homo ludens.” (Santiago Toca. México. Julio, 2007).

“El planteo que presenta Gallina tiene características escenográficas y propone una secuencia pasado-presente en la cual la historia de la tragedia se corporiza en el aula a través del pizarrón, metáfora de la trasmisión. Pero quizás el punto más dramático y esperanzador es cuando los actores y testigos de semejante traspaso se convierten en portadores de memoria.” (Elio Kapszuk. Argentina. Abril, 2011)

La muestra podrá ser visitada hasta el 02 de julio, de lunes a sábado de 11.00 am a 8:00 pm. Ingreso libre.