José Cortez

(del 14 de agosto al 21 de setiembre, 2018)

JPEG - 388.9 KB
Buena muerte
Acrílico sobre lienzo. 64 x 103 x 5 cm. 2018
El encuentro en el cuarto que no existe Palabras sordas Buena muerte Libre tensión

La muestra se halla conformada por un conjunto de alrededor de 10 obras trabajadas al óleo y acrílico sobre tela, principalmente de grandes formatos.

“Después de la II guerra mundial, el expresionismo abstracto apareció en la escena artística como una forma liberadora del espíritu humano frente a los desastres de la guerra. La expresión espontánea, el exteriorizar sus formas de sentir y pensar, se convirtió en la forma de mantener un equilibrio entre mente y espíritu en relación a una realidad concreta, apabullantemente desastrosa y ante una eminente guerra fría que llevaría a movilizar las sociedades bajo situaciones de sospecha y control. (…) El expresionismo abstracto llegaría en Lima hacia los años 50 y empieza a tener adeptos, muchos de ellos siendo docentes de la Escuela Nacional de Bellas Artes, quienes se encargarían de trasmitirla a generaciones futuras. Es así como José Cortez, más allá de aprender la técnica de la pintura de manera formal y académica, se topa con esta tendencia informal a través de su profesor de pintura fue Miguel Ángel Cuadros, identificándose con esta tendencia que por afinidad espiritual, le aportaba en su deseo de pasar de la figuración a la abstracción.

Su necesidad de búsqueda de un lenguaje propio, fue la causa motora que lo impulsó hacia la investigación en el ámbito de la historia del arte y a la experimentación formal. Así es como descubre la escuela de Nueva York y los principios del expresionismo abstracto, el surrealismo automático de Matta, la pintura de Gorky, la sobriedad de la pintura de Kline y el lenguaje gestual y poético de Willem de Kooning. Cortez, asimila estas directrices y lo filtra hacia un lenguaje personal elaborado mediante la acción gestual que después de su salida de la escuela (Promoción 1987 “Carlos Aitor Castillo Gaubeka”) apostaría hacia una posición liberada de formatos y estándares, tendencias y modelos de mercado, en la que cada día, significaría un nuevo comienzo, su lucha por componer desde la pintura misma, el gesto, el acto, la fuerza e interacción, a veces violenta, como un camino necesario que permitiría afianzar su espiritualidad e identidad. (…) En la presente muestra “Los extravíos del gesto”, título muy sugestivo y poético puesto que traduce la esencia de su obra, las propuestas de Cortez nos permiten sentir que el espíritu de la pintura aún está vivo y nos motiva a salirnos de nuestra zona de confort para entrar a los principios que estructuran su lenguaje, directo y maduro: movilización, suspensión, inquietud del gesto o quietud de un campo puro de color, bajo un cromatismos directo, puesto sin tapujos, con violencia y rapidez, que terminan expresando características de nuestros tiempos actuales y la necesidad de reinstaurar al individuo como tal.” Juan Peralta, Investigador en arte , Julio 2007

José Cortez nace en Lima en 1959, realiza Estudios entre 1977 a 1987 egresando de La Escuela Nacional Superior de Bellas Artes del Perú, especialidad de Dibujo y Pintura, Promoción “Carlos A. Castillo”. Cuenta con importantes premios y distinciones como en 2010 -Seleccionado por el Banco Mundial , Programa de Arte Exposición El Cambio Washington DC. y en 1993 - XII Concurso Nacional de Pintura Mitchell y Cía. – Arequipa en la galería del Banco Continental, entre otros. Ha realizado 10 exposiciones individuales y numerosas colectivas.

La muestra LOS EXTRAVÍOS DEL GESTO, podrá ser visitada en La Galería ENLACE ARTE CONTEMPORÁNEO hasta el día 15 DE SETIEMBRE en el horario de lunes a sábados de 11.00 am a 8:00 pm; la entrada es libre y gratuita.